Alergias y estrés

Las alergias son causadas por las respuestas de anticuerpos a la angustia sustancias ambientales que generalmente no son dañinos para los que no tienen reacciones alérgicas a ellos. El estrés en forma de nerviosismo, irritabilidad, depresión, ataques de pánico y la fatiga pueden agravar o desencadenar síntomas de alergia.

Las personas alérgicas pueden sufrir síntomas más frecuentes debido a las respuestas de la histamina del cuerpo al estrés emocional y físico, lo que lleva a la inflamación en todo el cuerpo y las reacciones crónicas.

El estrés pone presión adicional sobre el sistema inmunológico, haciendo que el cuerpo libere anticuerpos que agravan la urticaria y eczema, que se extendió debido a la picazón nervioso y la angustia emocional.

El asma alérgica puede ser inducida por el estrés, haciendo más pronunciado debido a la hiperventilación, la presión arterial alta y palpitaciones del corazón causado por la ansiedad.

La anafilaxia es una reacción alérgica potencialmente mortal, y los síntomas pueden progresar rápidamente cuando el estrés inducido por el pánico se produce durante la reacción, lo que lleva a las colmenas que se hinchan hasta el punto de que obstruya la vía aérea, lo que puede causar asfixia.

Las personas con alergias y asma alérgica que empeoran bajo estrés puede considerar la aplicación de ejercicios de rutina de respiración, yoga, acondicionamiento físico diario, suplementos de vitamina B y asesoramiento.

Los antihistamínicos, broncodilatadores, corticosteroides, inmunizaciones y vacunas de emergencia de epinefrina puede aliviar los síntomas de la alergia, mientras que contra la ansiedad, la prescripción o medicamentos para la depresión pueden beneficiarse alergias relacionadas con el estrés.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *