Gestión y liderazgo desafíos en tiempos turbulentos

Tiempos de prueba de la incertidumbre económica de los directivos más competentes. La decisión de ahorro de costes para reducir el inventario o el personal lleva a consecuencias de largo alcance cuando los tiempos mejoren. Los tiempos difíciles requieren que los gerentes tengan una visión realista de las exigencias de las circunstancias actuales y también para mirar hacia el futuro para las oportunidades que ofrecen las crisis económicas.

En las condiciones económicas desfavorables, aumenta la presión sobre la dirección para apretarse el cinturón. La reducción de personal, inventario y publicidad se siente como una necesidad desafortunada cuando el flujo de caja se ha reducido, pero cortar demasiado profundamente impide la capacidad de una empresa para responder cuando las condiciones económicas mejoren.

Encontrar el justo equilibrio entre el optimismo y la honestidad filas entre los retos más difíciles y más importantes que enfrentan por la dirección. Moral de los empleados depende en gran medida del tono establecido por la administración. La comunicación debe reflejar el optimismo por el futuro sin que parezca fuera de contacto con las dificultades actuales.

Cuando los problemas económicos causar a los clientes a reducir sus gastos, las empresas ven a sus flujos de efectivo apriete. La retención del cliente se convierte en una prioridad. Esto puede implicar el mantenimiento de la atención al cliente y el servicio cuando las condiciones lo requieren personal y las reducciones de inventario. Por esta razón, la gestión deben esforzarse continuamente para incrementar la eficiencia en todas las áreas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *